TRIFORMACIÓN

La didáctica de la Pedagogía Waldorf se basa en la creatividad del maestro y el objetivo máximo es el de respetar el proceso madurativo de cada alumno, así como el de equilibrar y fomentar sus capacidades intelectivas, su sensibilidad artística y su fuerza de voluntad. Una sana relación entre las facultades de pensar, sentir y voluntad dará como resultado un sano y equilibrado desarrollo de la evolución del niño. Esta formación dirige sus objetivos a formar adultos que puedan desplegar su potencial e iniciativa para responder a los desafíos de la vida y para que pueda aportar nuevas ideas e impulsos a la sociedad futura.